Historia

La casona

En 1897 nace en el Camino de la Sierra la Venta de Eritaña. Un emblemático lugar cargado de historia. Desde que abrió sus puertas, fue punto de referencia para granadinos y viajeros, ya que se encontraba en una antigua y concurrida zona de paso de comerciantes y viandantes.

Su nombre, compartido por otras ventas andaluzas, proviene del término fenicio “Eriteria” que significa tierra roja. Los fenicios bautizaron con este nombre a varios enclaves andaluces. Los habitantes de esos enclaves, eran llamados “eritaños”; quizás la Venta fue bautizada como “de Eritaña” en recuerdo de estos enclaves fenicios.

 

Los muros de la antigua venta acogieron cenas de gala, cómo la ocurrida el 8 de Marzo de 1928, en la que Federico García Lorca presentó la revista “El Gallo”. Granada,  tierra de buen vino y flamenco, hizo vivir a sus hijos, bajo el techo de la Venta de Eritaña, el sabor del cante y el baile, ya que era típico en la época celebrar tales acontecimientos en las ventas más conocidas.

 

Quiso el tiempo que, tras ser lugar del buen comer y beber, reposara durante años como vivienda familiar. Hace cincuenta años Don Antonio Muñoz, compró la vivienda. Vivió con su familia muchos años hasta que un día, la esencia de la antigua Venta pidió recuperar su esplendor de manos de su nuevo dueño. Con mimo y buen gusto le dio vida al Pub Eritaña, y posteriormente al Restaurante&Asador La Casona. El restaurante nos ofrece carnes de primera calidad en bellos salones acompañado por su magnífica y variada carta, regada con los mejores vinos, la cual augura reuniones y comidas únicas, como antaño.